miércoles, 26 de agosto de 2015

De vulgari eloquentia



                                              
                                                   For the God of Love, la estúpida escultura de Damien Hirst (2007)



De las maneras vulgares de conocer el mundo,
El amor y el dinero asaltan los siglos.
Ayer, cuando el individuo era sospecha,
No cesaba el delirio áureo de la persona.
El cuerpo concreto y el cuerpo social;
El interior psíquico y el interior púbico.


Penetrar cuerpos, dominar masas.
Mirar la bofetada infantil en la cara de Dios
Para poder cenar a este lado de la frontera.